Historia del SEO y los Motores de Búsqueda

Juan Román, Consultor de Marketing Online

6 de octubre de 2016

Para mejorar nuestras estrategias de posicionamiento vamos a indagar brevemente en la historia del SEO y los motores de búsqueda. Los buscadores intentan ofrecer resultados ajustados a las expectativas de los usuarios. Por eso actualizan constantemente los algoritmos que utilizan para mostrarlos. Los editores web procuran entenderlos para mejorar el posicionamiento de sus páginas.

SEO en los primeros buscadores

Los primeros buscadores eran índices generados manualmente que sólo contenían el título de la página. A medida la web se fue popularizando, se hacía imposible indexar manualmente la web a la velocidad de su crecimiento. Entonces aparecieron los primeros rastreadores. Eran programas que estaban constantemente leyendo páginas web y siguiendo sus enlaces. Con la información obtenida se generaba una base de datos que los usuarios podían consultar. En 1994 apareció WebCrawler, el primer buscador que rastreaba todo el texto de una página web y no sólo los títulos.

Hasta ese momento el SEO sólo se preocupaban de incluir manualmente sus páginas en los directorios. A partir de la aparición de los rastreadores (arañas o spiders en inglés), que escrutaban todo el texto y devolvían los resultados ordenados en función del número de veces que aparecía en el texto la palabra buscada, nació el SEO como disciplina. Su función era llenar de palabras clave el texto de las páginas. Y con esto comenzó la “guerra”:

  • Los editores web pretendían (pretenden) atraer tráfico hacia sus páginas, y para lograrlo intentaban aparecer en las primeras páginas de resultados de los buscadores por el mayor número de términos de búsqueda posible (aunque nada tengan que ver con la temática de la web). Una táctica de spam que se utilizaba era llenar la página de texto, no relacionado con la web e invisible para el usuario pero no para el buscador, con letra y fondo del mismo color.
  • Los buscadores trataban (tratan) ofrecer resultados consistentes con los términos de búsqueda introducidos por el usuario, con lo que investigaban fórmulas para entender el contenido de las páginas.
página del motor de búsqueda WebCrawler

Página del motor de búsqueda WebCrawler.

Primer buscador de texto completo

SEO y meta-tags

En 1995 apareció AltaVista que llegó a ser el líder de los buscadores en la década de los 90. Posteriormente, en 1998 nació Google, actual líder absoluto de los motores de búsqueda. Entonces los buscadores utilizaban, además de las palabras en el texto de la página, las meta-etiquetas “description” y “keywords” para posicionar las páginas en los resultados de búsqueda.

Los consultores SEO se dedicaban a insertar entradas en directorios manuales como Yahoo!; redactar títulos y descripciones atrayentes para provocar los clicks de los usuarios; llenar la meta-etiqueta “keywords” con el máximo de palabras clave para posicionar por muchos términos aunque fueran irrelevantes; y llenar el texto de palabras clave significativas, aun a riesgo de dificultar la legibilidad de la página. Los motores de búsqueda seguían investigando sobre cómo entender si una página era relevante para un término de búsqueda y así ofrecer resultados consistentes al usuario. ¡Su negocio depende de eso!

Meta etiquetas para optimizar el SEO

Meta etiquetas para optimizar el SEO.

Por el abuso de la meta-etiqueta “keywords” los buscadores dejaron de considerarla en sus algoritmos de clasificación.

Seo y enlaces

Para evitar resultados de búsqueda irrelevantes, los buscadores  desarrollaron diversos algoritmos de clasificación de resultados. El más conocido fue el “Page Rank” de Google, que mide la popularidad de una página en función del número de enlaces entrantes que tiene: si muchas páginas te enlazan cuando hablan de un tema en concreto, eso significa que tu página es relevante para ese tema.

De nuevo aparecieron técnicas de spam renovadas para pervertir los resultados de los buscadores:

  • Crear cientos o miles de páginas cuya única misión era albergar enlaces.
  • El Googlebombing que consiste en articular una campaña en la que cientos de páginas enlazan a una única página utilizando el mismo texto enlazado. El caso más famoso fue el que hizo posicionar la página de la biografía de George Bush en el primer lugar de Google por el término “miserable failure

SEO y algoritmos complejos

Hoy por hoy, los algoritmos de clasificación de resultados de los buscadores analizan un gran número de variables y se modifican constantemente en un intento de lograr que los usuarios encuentren lo que buscan. La clave principal para los buscadores está en entender qué es lo que busca un usuario y entregárselo a un sólo click.

SEO y contenido útil para el usuario

Como hemos visto, el objetivo de los buscadores es satisfacer al usuario. El SEO, entonces, tiene que orientarse al usuario. Una de las mejores tácticas SEO es olvidarse de los motores de búsqueda y centrarse en el usuario. Ofrecerle contenido relevante. Deberíamos comenzar con estas preguntas:

  • ¿El asunto del que trata mi página se corresponde con el título?
  • ¿El título invita a hacer click?
  • ¿La descripción resume el contenido?
  • ¿La descripción es atractiva?
  • ¿El contenido está redactado de forma comprensible para la audiencia que quiero alcanzar?
  • ¿Está bien estructurado?
  • ¿Utilizo palabras y frases con las que mi audiencia buscaría este contenido?
  • Invitan la redacción y la composición a leer el artículo completo?

Si respondemos sí a estas preguntas, gran parte del trabajo de optimización está hecho.

Esperamos que este breve repaso de la historia del SEO y los Motores de Búsqueda sea útil para comprender mejor cómo posicionar nuestras páginas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies